Piso con terraza y dos habitaciones

Sí algo nos ha enseñado el ajetreo de la vida diaria es que cuando uno regresa a casa, lo que verdaderamente necesita es descansar, y que por lo tanto lo mejor es simplificar, es decir evitar complicarnos demasiado la vida con decoraciones recargadas, espacios para almacenar trastos inútiles y el esfuerzo de mucho trabajo para ordenar, limpiar y mantener diferentes lugares de nuestro hogar que no son especialmente necesarios o prácticos.

Algunas milenarias filosofías orientales sostienen que menos es más, o dicho de otro modo, cuanto menos obligaciones, más tiempo libre queda para nosotros y lo que realmente vale la pena.

Cada artefacto tecnológico que adquirimos requiere por parte de cada uno de nosotros: un tiempo para aprender a utilizarlo, un tiempo para sacarle rendimiento, un tiempo para mantenerlo actualizado, otro tiempo para reparaciones, otro muy importante para ganar el dinero suficiente con el que afrontar los gastos. Y mientras dedicamos todo ese tiempo, energías y recursos a ciertos objetos de interés general nos perdemos los atardeceres, los paseos en bicicleta, la sonrisa de nuestros hijos, la receta de nuestra abuela, la calma de la playa o el helado en la terraza.

En La CLAU group sabemos que esa misma filosofía sobre qué es lo más importante y la diferencia entre lo que deseamos y lo que realmente necesitamos es perfectamente aplicable perfectamente a la elección de una vivienda. Para nosotros, lo más importante son las personas y sus necesidades, especialmente en el ámbito inmobiliario. Por supuesto que deseamos ofrecer inmuebles de alto standing, casas unifamiliares con jardín, piscina y vistas al mar, pero estamos hablando de que más espacio no es siempre una garantía inequívoca de felicidad.

FELICES EN UN PISO PEQUEÑO

Podemos ser felices en un piso de dos habitaciones. Pensemos en uno de 80 o 90 m², que además tenga un comedor, una cocina americana, un baño y una pequeña terraza. Menos trabajo para limpiar y ordenar, mayor ahorro en climatización, más fácil de amueblar, menos desperfectos y reparaciones, mejor conectividad, menos tareas de mantenimiento, un IBI y gastos de comunidad más económicos… El piso que necesitas no es mejor por disponer de más metros de superficie, de más habitaciones que muchas veces se convierten en trasteros.

PISO PARA DOS

Por supuesto hablamos de un piso ideal para dos personas, que también podrían ser tres, sin renunciar a lo último en el diseño de espacios y las nuevas tendencias en materiales y decoración. Este tipo de pisos se vende antes y a un precio más razonable, por lo que nos da una garantía de inversión segura.

No somos unos retrógrados que despreciamos la tecnología, pero esta no puede sustituir el tiempo de calidad que debemos dedicar a las personas que amamos, un tiempo que no podemos perder en cosas tan comunes y cotidianas como borrar toda la publicidad de nuestras bandejas de correo y que muchas veces no necesitamos.

Un piso pequeño no es sinónimo de pequeñas expectativas.

CONSEJOS EN DECORACIÓN PARA PISOS PEQUEÑOS

Comencemos por la elección del color. Las paredes, suelos, muebles, lámparas y otros elementos no deberían ser oscuros hay. El color blanco, o los tonos claros nos dan una sensación de mayor amplitud.  Por ejemplo, pensemos en una mesa de trabajo con un ordenador y elementos de escritorio. Si la mesa es de cristal y acero inoxidable, la pantalla y periféricos de color blanco y los artículos de escritorio bien escogidos, parecerá que toda la composición se “funde” con el entorno. En cambio una robusta mesa de madera oscura y el resto de elementos de color negro y en desorden nos dará la impresión de haber colocado un piano de cola en el ascensor.

La disposición de los muebles, literalmente también se pueden “comer” el espacio. Hay que evitar los tropiezos innecesarios. ¿Seríamos capaces de desplazarnos por casa con los ojos vendados? Demasiados objetos interrumpiendo el paso o mal ubicados absorben nuestra capacidad de movimiento. Hay infinidad de estudios sobre: “Cada cosa en su sitio, y un sitio para cada cosa”

Las ventanas y la luz natural pueden ser nuestros más preciados aliados. Nuestros diseñadores las han revestido de estanterías donde colocar algunas plantas y objetos cálidos muy decorativos. Un espacio pajo una ventana podría convertirse en un arcón blanco, un espacio muy útil, que a su vez puede ser un pequeño “sofá para dos” si colocamos un asiento acolchado y unos cojines.

Para romper el blanco, ya que para algunos es un tono demasiado frío que puede recordarles un hospital, hay muchos consejos sobre telas y tapicería en tonos tierras y tostados que combinan perfectamente y añaden una nueva sensación de bienestar.

Los armarios, cuando son de techo a pared, del mismo color y tiradores ocultos, parecen que visualmente se han mimetizado con el ambiente. Los muebles bajos, tipo bufet pueden contener muchos objetos y no consumir todo el espacio de una pared.

Hay multitud de recomendaciones que son muy variadas y que podrían encajar perfectamente en nuestro estilo y preferencias decorativas sin sacrificar el espacio.

LO MÁS IMPORTANTE DE TU PISO

En La CLAU group sabemos que lo más importante de tu piso o casa eres tú y tu familia, el bienestar y confort que una buena planificación del espacio puede ofrecerte.

Después de más de tres décadas en esta profesión inmobiliaria hemos comprendido que no nos dedicamos simplemente a vender pisos o casas, sino experiencias y oportunidades, muchas veces únicas de ser felices.

Cuando revisamos nuestra extensa base de datos, recordamos con una sonrisa que todas esas personas no son nuestros clientes, sino nuestros amigos. Y esta es nuestra mayor satisfacción y nuestro verdadero objetivo.



Llámanos ahora