¿Comprar o alquilar una nueva vivienda?

Este es el dilema al que todos nos hemos enfrentado y que nos ha recordado muchas veces la conocida frase de Hamlet “Ser o no ser, esa es la cuestión”. En La CLAU group deseamos ayudarte a tomar la mejor decisión y para ello comenzaremos con algunas reflexiones y datos.

En este país, cuando se trata de adquirir una vivienda, la mayoría de las personas prefieren comprar en lugar de alquilar, concretamente casi un 84%. Es por lo tanto una realidad cultural o de costumbres, sin embargo, antes de descartar por completo la opción del alquiler, repasemos algunas de sus principales ventajas.

CUANDO SE TRATA DE UNA VIVIENDA DE ALQUILER

En una propiedad de alquiler, por regla general y salvo que no se hayan pactado otras condiciones, es el propietario quien asume los costes de mantenimiento, el IBI, los gastos de comunidad, el seguro anual y otros extras. Es decir, que si se produce un desperfecto a consecuencia del desgaste natural de las instalaciones es el propietario y su seguro quien corre a cuenta de todos los gastos. Nosotros solo debemos pagar el precio mensual acordado y los gastos derivados de nuestro propio consumo de equipamientos, en este caso agua, gas, electricidad o conectividad.

Si el precio del alquiler está muy por debajo del precio de compra de otros inmuebles de similares características en la misma zona y si a ello añadimos los intereses de la hipoteca, quizá nuestros cálculos nos hagan valorar la opción de alquiler como más interesante.

Por otro lado debemos recordar que todas las mejoras (parquet, carpintería de aluminio, climatización, puertas, muebles empotrados…, etc.) que con permiso del propietario realicemos en la vivienda de alquiler para hacer más agradable nuestra estancia, serán mejoras que se quedarán en la casa cuando nosotros nos vayamos ya que nosotros solo somos los arrendatarios.

Otras valoraciones importantes son a qué distancia está la vivienda de nuestro lugar de trabajo, si se encuentra en una zona con suficientes recursos y establecimientos para realizar las compras y gestiones básicas, si cuenta con plaza de aparcamiento o con trastero, ascensor, si el barrio es tranquilo o conflictivo, a qué distancia está el colegio de los niños…, etc. Todas estas cuestiones también son importantes ya que pueden representar un considerable gasto económico.

VENTAJAS DE LA COMPRA DE UNA VIVIENDA

Antes de nada, debemos decirte que en La CLAU group somos capaces de encontrar la vivienda que buscas o de vender tu oferta en un tiempo record. Hace más de treinta años que no nos dedicamos a otra cosa que a hacer felices a nuestros clientes con sus transacciones inmobiliarias y nos sentimos contentos con los resultados y con toda la confianza que tantas personas han depositado en nosotros.

Adquirir o comprar una vivienda tiene también sus ventajas, La tendencia actual es la de un ligero aumento del precio del alquiler, en el que según ha publicado el Boletín Oficial del Estado, el propio gobierno quiere intervenir para establecer un criterio de moderación. Por otro lado, la salud del mercado inmobiliario está en estos momentos en alza, con cifras que reflejan una notable recuperación con relación a ediciones anteriores. Esto significa que el precio de la vivienda de propiedad se está revalorizando, que es una opción muy interesante. Aunque hay ciertos gastos preliminares de compra – venta y de alta de servicios, por lo general adquirir un inmueble puede a la larga resultar en una inversión revalorizable y también como negocio si deseamos realquilarlo o reconvertirlo en vivienda de uso turístico.

Una vez finalizada la hipoteca, la vivienda pasa a ser de nuestra propiedad, pero mientras tanto, todavía nos queda por decidir qué tipo de compromiso hipotecario nos resulta más interesante.

HIPOTECA: ¿DE INTERÉS FIJO O VARIABLE?

Lamentablemente siempre llega este momento, el de los costes y el dinero. En La CLAU group deseamos que sepas que estamos muy interesados en ayudarte a encontrar la vivienda que estás buscando, y que aunque muchas veces cuando creemos que por fin la hemos encontrado y en nuestro corazón ya nos sentimos emocionalmente envueltos en este nuevo proyecto de futuro, lo cierto es que debemos escuchar también a nuestra mente. Es necesario pensar bien cuál será nuestro compromiso desde ese momento y como se verán afectada nuestra economía doméstica.

Las hipotecas de interés fijo son como una tarifa plana que nos transmite la seguridad de que no habrá sorpresas de última hora. Sin embargo, como el precio del Euribor fluctúa constantemente, en el caso de que esté por debajo del precio fijo que hemos acordado, estaríamos perdiendo dinero.

En estos momentos, la tendencia de los bancos en materia de préstamos es la de ofrecer hipotecas a interés fijo.

El precio del Euribor desde enero hasta abril de 2019 ha sido de: [Enero: -0,116. Febrero: -0,108. Marzo: -0,109. Abril: -0,112]. Si hubiésemos pactado una hipoteca fija en un momento en que las cifras fueran como las de enero o superiores, no nos habríamos beneficiado de los “descuentos” posteriores.

El Euribor lleva en desplome muchos meses y días alcanzando mínimos históricos, y esto hace que sea uno de los mejores momentos para adquirir tu vivienda.

En el caso de la hipoteca de interés variable, estaríamos pagando a precio de mercado, es decir al valor del Euribor para ese cierre de mes.

También es cierto que en nuestra agencia inmobiliaria La CLAU group tenemos los contactos, los recursos y herramientas para asesorarte y compartir contigo todo lo que sabemos sobre hipotecas, préstamos y transacciones inmobiliarias. En cualquier caso, tanto si compramos, alquilamos, si nuestra hipoteca es fija o variable deseamos transmitirte mucha tranquilidad. Todo es posible si se planifica con cuidado.



Llámanos ahora