No discutas con tu pareja al comprar una vivienda

Comprar una vivienda es emocionante, desde el momento de comenzar a mirar por encima en la web, pasear los domingos por la calle buscando carteles de se vende, imaginar la vivienda ideal, calcular cuánto podrías gastar,… hasta llamar a La Clau para que te ayudemos a comprar una vivienda. Para la mayoría de personas, la compra de una vivienda es la mayor inversión de su vida y por eso debería ser un trámite agradable pero es fuente de discusiones en muchas parejas.

Antes de comenzar a enviar enlaces e imágenes a tu pareja, es necesario que mantengáis una conversación sobre el proceso de compra y cuánto podéis gastar.

Aunque no solemos hablar mucho de dinero, si estás decidido a comprar una vivienda con tu pareja es necesario que se trate este tema, no solo el salario sino perspectivas de inversión y cantidad máxima a dedicar a la vivienda. Tener esta conversación antes de comenzar la búsqueda hará la compra más fluida, productiva y, sobre todo, sin discusiones en la pareja.

Estamos hablando de una vivienda y puede sonar descabellado, pero es el momento de hablar de los niños. ¿Cuántas habitaciones querréis en vuestro nuevo hogar? O si no está claro este punto, sí habría que plantearse si es una compra de vivienda para toda la vida o solo durante los próximos años.

¿En qué zona te gustaría vivir?

Puede que uno de los miembros de la pareja prefiera la cercanía a su trabajo y que otro prefiera una urbanización en las afueras para llevar una vida más tranquila. Sea cual sea la elección, debe aclararse en el primer momento y cerrar la venta a una zona concreta con los servicios que estiméis imprescindibles.

¿En qué estás dispuesto a ceder?

En una pareja se crece porque ambas partes hacen concesiones, para una vivienda no será tan sencillo como elegir japonés o tradicional para salir a cenar. Una concesión muy permisiva en la compra de una vivienda puede repercutir negativamente en la vida en común. Dejad claro qué es imprescindible para vosotros en una vivienda: terraza, baño propio, gran armario, cocina cerrada,.. Será necesario negociar y poner sobre la mesa los deseos de cada uno para encontrar la vivienda que encaje en las necesidades de vuestra pareja.

Cuanto tengáis claro qué necesitáis en una vivienda, será el momento de llamar a vuestro agente inmobiliario para que os ayude a calcular los gastos de la vivienda, que os asesore sobre las zonas y las posibles mejoras de estas, así como enseñaros las viviendas que mejor encajen con vuestras necesidades. Teniendo claro qué buscáis será mucho más fácil no perder oportunidades de propiedades que duran muy poco tiempo en el mercado.



Call Now ButtonLlámanos ahora