Tasación de viviendas: Cuánto vale tu inmueble y cómo revalorizarlo

Publicado por:

Todos habremos visto en la televisión alguna vez (aunque sea de casualidad) esos realities americanos en los que una familia busca aumentar el valor de su casa para venderla y financiar la compra de una nueva. Aunque pueda parecer de esas cosas que solo pasan en la ‘tele’, lo cierto es que aumentar la tasación de viviendas es algo mucho más común de lo que la gente cree, y un método muy factible para diferenciarse de la enorme competencia que hay en el sector inmobiliario, ¿quieres saber cómo se hace? Toma nota de los siguientes consejos.

¿Cómo saber el valor de tu inmueble?

Antes que nada, deberás saber que el valor real de tu vivienda viene marcado por su localización (y el precio medio del metro cuadrado que exista en ella). Este es un factor determinante en las tasaciones inmobiliarias, en las que también intervienen otros elementos como la antigüedad, la superficie y el estado de conservación, y ahí la reforma sí que juega un papel fundamental.

Si el valor del suelo no es muy alto en tu zona, no te vuelvas loco a la hora de remodelar el inmueble. Los expertos en tasación de pisos señalan que en la mayoría de ocasiones una gran inversión en la reforma no genera ningún retorno. ¿A qué se debe esto? A que una casa con apariencia muy exclusiva reduciría la demanda drásticamente, por lo que el valor de la vivienda nunca reflejaría el coste de la reforma, lo que supondría una inversión nada rentable. ¿Cuál es la solución entonces? Un lavado de cara que atraiga a la mayoría de compradores,  y es que más allá de lo que diga cualquier tasador de propiedades, tu casa vale lo que los clientes estén dispuestos a pagar por ella.

Eva de Miguel, en este vídeo de YouTube, nos cuenta cómo podemos poner precio a nuestra casa o de qué dependerá su valor.

Pasos clave para aumentar la tasación de viviendas

Una de las formas de adaptarse a la demanda y de esa forma, aumentar la tasación de tu propiedad es fijarse en las tendencias actuales de viviendas. No se trata de crear la más sofisticada (ya te hemos explicado que esto sería un error), sino de adaptarla tanto al mercado de casas actual como al comprador que existe hoy en día, muy distinto al de hace unos años.

Para aclimatar tu inmueble a la oferta de hogares actual, existe una premisa básica: el respeto por el espacio. La amplitud es una característica que posee un gran valor en el mercado actual, y si tu piso tiene una fecha de construcción ubicada en el siglo XX, seguramente carecerá de este preciado atributo. ¿Cuál es la solución? Hacer que la vivienda dé una imagen de habitáculo amplio y diáfano.

Se trata del proceso más complejo de la reforma, pero también, el más rentable si estás interesado en la venta de pisos. Siempre que consultes la opinión de un arquitecto previamente, no temas en quitar tabiques o pilares innecesarios para que dos habitaciones sean una sola.

Aumenta el valor de tu inmueble con nuestros consejos

Cómo tener éxito en una tasación de pisos

Que no te dé miedo realizar este proceso, ya que no solo se adapta a la perfección al estilo de casas actual, sino también, al comprador que existe hoy por hoy. Ese estereotipo de una familia numerosa (o con aspiraciones a serlo) prácticamente es inexistente en estos días, por lo que con dos habitaciones y un aseo, tu vivienda tendrá todo lo que la demanda actual busca. Si tu casa cuenta con más, ya sabes lo que hay que hacer en la reforma integral:  más vale amplitud que cantidad.

A la hora de renovar la estética de algunas partes de la casa, estas zonas deben ser tu prioridad:

  • Baño: se trata de una zona sensible que ante el mínimo fallo puede perder una venta que parecía hecha. No descuides nada, ya que la inversión en esta parte de la casa no supondrá ningún coste elevado: espejos, grifos, cortinas de la ducha, mampara… Dales un lavado de cara más actual y tu aseo cotizará al alza.
  • Suelo: es un elemento fundamental para darle a la casa un aspecto más amplio y luminoso, características muy deseadas. Huye de tonos oscuros, y apuesta por la clara tonalidad de la madera, o un vinilo que sirva como imitación.
  • Cocina: la clave pasa por renovar elementos que puedan ofrecer una imagen de antigüedad: azulejos, muebles y suelo. Como consejo extra, no es necesario, pero si vas a renovar el equipo de electrodomésticos, busca que sean del mismo color, un detalle estético que puede seducir a muchos compradores.

Reformar tu cocina revalorizará tu vivienda

Por último, no olvides que por muy bonita que sea esta teoría, este es un trabajo para profesionales de la construcción. Así que antes de hacer cualquier reforma que eche por tierra tu proyecto de revalorización, deja el apartado práctico a los verdaderos especialistas en reforma de viviendas.

0
  Related Posts

Añadir un comentario