Reforma integral o qué hacer para aumentar el valor de tu vivienda

Publicado por:

A la hora de vender un inmueble, es importante tener en cuenta su ubicación (zonas verdes, distancia del centro de la ciudad, lugares de ocio en la zona y cantidad de servicios públicos), la edificación y los metros cuadrados de este. Sin embargo, no debemos olvidar que, uno de los factores principales que afectará a la tasación de nuestra vivienda es el estado en el que esta se encuentra. Es aquí donde entra en juego la reforma integral.

Si nuestra vivienda ha sufrido deterioros por el paso del tiempo, o no tiene una instalación adecuada (eléctrica o de agua), plantearnos una reforma integral, puede suponer la clave para asegurar vender o alquilar nuestro piso, y sacarle mucho más beneficio.

¿En qué consiste una reforma integral?

Este tipo de reforma consiste en cambiar básicamente toda la distribución de nuestra casa. Es decir, tirar la estructura de nuestra vivienda y empezar desde cero. Teniendo en cuenta nuestros metros cuadrados, plantearemos un nuevo diseño y aprovecharemos el espacio según convenga. Podremos hacer más grande la cocina, ampliar el número de habitaciones, o recrear el cuarto de baño con el que habíamos soñado.

La reforma integral, además, incluye la renovación del sistema eléctrico, fontanería, alicatados, pintura… Por esta razón, es muy importante contratar a una empresa profesional que pueda ofrecerte, además de un buen asesoramiento para vender tu vivienda, servicios integrales.

Debemos tener en cuenta que este es un proceso en el que hay que invertir una suma considerable de capital. Sin embargo, a largo plazo será beneficioso, pues podremos conseguir el objetivo previsto y recuperar esta inversión.

Reforma integral para tu vivienda

Claves para hacer reformas integrales perfectas

  • Saber cuál es el objetivo principal de la reforma

¿Qué es lo que buscamos con la reforma? Antes de nada, debemos establecer con qué fin vamos a realizar la reforma y qué buscamos conseguir con ella. Debemos plantearnos cómo queremos posicionar nuestra propiedad. No será lo mismo si nos dirigirnos a un público que busca casas de lujo, lofts modernos para compartir con su pareja, o una casa amplia para vivir con su familia. Tanto los acabados, instalación, o distribución, cambiará en función de esto.

Por ejemplo, si buscamos vender nuestra vivienda a un matrimonio con hijos, deberemos acondicionar el espacio y disponer de al menos 3 habitaciones para los miembros de esta familia, una cocina amplia, dos baños, y un salón donde puedan reunirse. Si además, les ofrecemos una instalación sostenible y eficiente para ahorrar agua y electricidad, ganaremos muchos puntos.

Deberemos comentar con nuestro arquitecto técnico, o empresa encargada de realizar la reforma, este objetivo. Ellos nos asesorarán y ayudarán a ver qué opciones tenemos para adaptar nuestra vivienda acorde con el objetivo que perseguimos.

  • Calcula tu presupuesto

Una vez que tenemos fijado el objetivo, deberemos comprobar si disponemos de los medios para poder llevarlo a cabo. Los acabados, tecnología, y materiales podrán adaptarse en función de este.

A este presupuesto fijado, deberemos sumarle una cantidad para imprevistos. No necesariamente tendrá que ser por si ocurre algún problema con la obra, sino por si a última hora deseamos mejorar algún aspecto de nuestra reforma. Como mejorar la calidad de los materiales, contar con un sistema de domótica, o decidirnos por un acabado distinto que encarezca el precio final.

  • Contrata una empresa profesional

Si buscas que tu reforma salga a la perfección, lo mejor es que te pongas en contacto con una empresa profesional de reformas, o una inmobiliaria que disponga de servicios integrales para reformar tu vivienda. También deberás asegurarte de que los empleados estén cubiertos, en caso de accidente, con un seguro de responsabilidad civil. Existen varias inmobiliarias en Sitges que podrán ayudarte con esto, y que te asesorarán de la mejor manera.

  • Contratos de obra y permisos

Antes de comenzar cualquier tipo de reforma integral, debemos estar en disposición de todos los permisos o licencias de obra que puedan ser necesarios. Si no tenemos en cuenta esto, podemos encontrarnos con multas o sanciones por no disponer de ellos, o no tenerlos en regla. Una de las ventajas de contratar a profesionales, es que estos se encargarán de hacer todas estas gestiones.

Vivienda reformada

¿Qué ventajas tiene reformar nuestra vivienda?

Para terminar, diremos que los beneficios de las reformas integrales son muchos. El principal, si nuestro objetivo es vender, es que una reforma siempre aumenta el valor en el mercado de nuestra vivienda. Otra de las ventajas es que podemos adaptar la vivienda a nuestros intereses, utilizando y diseñando toda su superficie. También nos permiten incluir en ella todo lo que siempre habíamos querido que tuviera desde un primer momento.

Además, al tener que instalar un nuevo sistema eléctrico, podemos introducir instalaciones eficientes y sostenibles, que ayuden al medio ambiente y reporten un ahorro económico para el propietario.

En resumen, nos permiten mejorar nuestra vivienda,  hacer que parezca nueva y dotarla de valor para posicionarla en el mercado.

A continuación te mostramos un ático en el centro de Sitges totalmente reformado, ¡mira qué bien a quedado!

0
  Related Posts
  • No related posts found.

Añadir un comentario