Cómo planificar una reforma integral de vivienda

Publicado por:

Seguramente todos tenemos algún conocido o familiar, o nos ha llegado al oído que alguien ha optado por no comprarse un piso nuevo o sobre plano, y lo que hizo fue adquirir una vivienda algo más antigua, le hizo una reforma integral y ahora tiene una casa que es espectacular. O por lo menos eso dice quien la visita. Bromas aparte, ¿a quién no se le ha pasado por la cabeza hacer una reforma en su casa y cambiarlo todo? Unir salón y cocina haciéndola tipo americano, o tal vez se te ocurrió que si tu dormitorio estuviese en otra zona de la casa tendrías mejores vistas, por ejemplo. Si vas a llevar a cabo una reforma integral de vivienda, o eres quien va adquirir esa vivienda más antigua para finalmente conseguir la casa de tus sueños queremos que conozcas cuales serían los pasos clave para que tu proyecto sea un total éxito. Algunas que nos han llamado la atención son de esta web de reformas en Málaga, a la que te invitamos a echarle un vistazo.

Seguramente tengas muchas ideas de cómo quieres que sea el resultado final, que estilo de decoración e incluso la distribución final de todas las habitaciones, pero, aun así, sabemos que cuando verdaderamente comiences el proceso estarás bastante perdido.

Durante este post vamos a ver las fases lógicas por las que todo proyecto pasa y como debes aplicarlas para que, como comentábamos antes, tu reforma sea un éxito.

¿Qué pasos seguir para conseguir tu casa ideal?

En este primer punto hemos de ser realistas. Pensemos en la casa a reformar y sus características actuales. Hemos de ser conscientes del espacio que disponemos y adaptarnos a él. Paralelo a esto tendremos que analizar qué tipo de vida hacemos en nuestro hogar. Debemos hacer un listado lo más pormenorizado posible sobre el número de habitaciones que queremos, si con espacio de cocina que existe es suficiente, necesitamos más armarios o incluso tipo de ventanas. Aquí todo vale. Piensa que la casa la habitarás y disfrutaras tú, así que cualquier mínimo detalle que te gustaría tener o dejar de tener, ahora es el momento.

Dibuja una nueva distribución y calcula el coste. Una vez vayamos avanzando en este segundo paso comenzaremos a sentir la magnitud de lo que representa una reforma en de estas características para las personas que allí habitarán, e incluso como modificará su rutina diaria. Dibujaremos a modo de borrador y aproximadamente cuántas y dónde se ubicarán todas las habitaciones del nuevo hogar. Las preguntas normalmente serán del tipo: ¿Puedo poner esta habitación aquí? ¿Dónde debemos poner tomas de luz, teléfono, y TV? ¿Y cuantas necesitaré? ¿Puedo poner una chimenea en el centro del salón para crear ambientes? ¿Debemos revisar las instalaciones generales de la vivienda? Y lo más importante, ¿Cuánto cuesta?

Como decíamos antes ahora ya te estarás dando cuenta que quizás deberías ir valorando el contar con el asesoramiento que empresas o profesionales del sector nos ofrecen.

Ahora que tenemos bastante claro cuáles son nuestras necesidades, las tenemos en nuestro listado y dibujado el borrador de la nueva distribución es el momento de acudir a un arquitecto. Él nos asesorará de la mejor forma acerca de cómo llevar a cabo ese proyecto para que dispongamos finalmente de todo lo que necesitamos, aprovechando el espacio al máximo y controlando los costes de la obra. Nos informará de los costes aproximados, normativa vigente y licencias, e incluso como comunicarlo a la comunidad de propietarios si fuera nuestro caso.

Cuando terminemos este paso ya sabremos si todo lo que teníamos en mente es posible hacer, cual es la distribución final que deberíamos implantar e incluso a que partes del proyecto tendríamos que renunciar. Además, tendremos controlado el gasto y si podemos financiarlo o se nos sube de presupuesto.

Llegado a este punto quizá te pueda interesar el artículo ¿Cómo terminar mi vivienda inacabada? El mismo trata sobre que opciones tenemos de hacernos una casa propia.

Reforma integral de cocina

¿Qué empresa elijo para mi reforma integral de vivienda?

Dedícale todo el tiempo que sea necesario. Se dé nuevo consciente del proyecto en el que estas embarcado y actúa en consecuencia a su magnitud. Busca empresas que te den confianza, investiga sobre ellas, intenta ver proyectos terminados de cada una, e incluso ten una primera reunión con cada una de las que tengas mejor percepción, antes de pedirles incluso presupuesto. Sí, has leído bien. Antes de pedir presupuesto. El factor humano en este tipo de proyectos es un elemento muy a tener en cuenta. Debe haber sintonía entre arquitecto, empresa constructora y cliente. Ya que buena parte del éxito se basa en que arquitecto y constructora hayan sabido entender y comprender las necesidades y peticiones del cliente.

Una vez realizado estos pasos podrás obtener tus presupuestos finales, hacer una comparación exhaustiva de ellos y para poder decidir cuál es la empresa que más se adapta a tus necesidades y presupuesto.

Contrato, garantías, permisos y licencias

Damos por sentado que huiste de la empresa que te dijo el amigo del amigo, o de la cuadrilla de albañiles que alguien te comentó, y has optado por contratar una empresa de auténticos profesionales del sector. Los cuales disponen de la infraestructura, conocimientos, maquinaria y un equipo de profesionales que te acompañarán y asesorarán antes, durante y después de la reforma integral de tu vivienda.

Por lo tanto, ellos nos facilitarán que el contrato debe garantizar la calidad de los trabajos y los materiales a emplear, establecer un plazo de terminación de las obras… De tal forma que podamos obtener la mayor tranquilidad en el desarrollo y ejecución de las mismas. También nos informarán de que están en posesión de un seguro de responsabilidad civil para posibles averías y/o percances que pudieran ocurrir.

Estas empresas además nos facilitan enormemente la gestión de permisos y licencias que debemos solicitar a la administración o ayuntamiento de que dependa.

Participa activamente en el proceso de las obras

Debemos involucrarnos en el desarrollo de la reforma lo más que nos sea posible. Esto nos permite estar al corriente de cómo va marchando la obra, así como ir conociendo poco a poco los avances que se producen y las tareas que se van acabando. Esto permite a su vez rectificar, si fuese necesario, una parte del proyecto ya que en plano nos gustaba, pero llevado al a la realidad el resultado no nos convence. De igual forma permite añadir elemento s que en principio no contemplábamos.

0
  Related Posts

Añadir un comentario