Permuta de viviendas: Todo sobre esta transacción inmobiliaria

Publicado por:

La permuta de viviendas es uno de los servicios que ofrecemos en Fincas La Clau y un recurso realmente eficaz en muchos casos en los que se desea cambiar de propiedad o no se puede hacer frente a la deuda hipotecaria, por poner un par de ejemplos.

¿Qué son las permutaciones?

Una permuta inmobiliaria no es otra cosa más que un intercambio de propiedades entre dos propietarios. Es una manera muy sencilla y básica de definir el concepto pero, a fin de cuentas, es en lo que realmente consiste.

Las permutas requieren de un contrato para que el intercambio (o doble proceso de compra-venta) sea legal a todos los efectos. Las ventajas de este son:

  • Seguridad. Con él, se eliminan los riesgos propios de los procesos de compra-venta convencionales. Vas a comprar a la vez que estás vendiendo tu propiedad por lo que te aseguras el seguir teniendo una vivienda tras hacer tu venta.
  • Precio económico. Con esta oportunidad, evitas recurrir a los créditos puente que ofrecen las entidades financieras y que tan desorbitados interesen tienen. Del mismo modo, vas a reducir el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que supone la mayor parte en cuanto a gastos derivados de una compraventa de propiedad.

qué son las permutaciones

Permuta de viviendas entre particulares

Este recurso es ideal en varios casos:

  • Cuando no puedas hacer frente a un préstamo hipotecario. Puedes optar por una propiedad de inferior valor a la tuya para recibir algo de capital o negociar la deuda con tu comprador.
  • Estás interesado en un tipo de propiedad diferente. La doble compra-venta puede realizarse entre todo tipo de propiedades inmobiliarias. Algunos ejemplos son los de personas con terrenos que no cuentan con recursos para construir o personas mayores con pisos grandes que prefieren irse a uno más pequeño y mejor situado.
  • Simplemente si quieres cambiar de casa y te da igual mantener o no la tuya o prefieres venderla para no tener gastos.

Impuesto sobre permuta de viviendas

Son dos los impuestos a tener en cuenta en este tipo de transacción.

  • Por un lado tenemos el Incremento de Valor de los Terrenos (lo que conocemos por Plusvalía). Este es un gravamen por el beneficio que se ha obtenido de la propiedad con el paso de los años. Vas a pagar por la diferencia que existe entre el valor de esta cuando se compró por última vez y el valor actual, siempre que este último sea más alto.
  • Por el otro, tenemos el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Este es muy variable; desde el 2.5% del valor de la propiedad en casos especiales en Álava hasta el 10% que se grava en Andalucía, Comunidad Valenciana o, en algunos casos, en la Baleares y Cantabria.

JCB Abogados, en este vídeo de su canal de YouTube nos explican  detalladamente qué es la plusvalía o el impuesto al incremento de valor de terrenos urbanos:

Permutaciones en diferentes CC.AA

Con un creciente número de españoles con vivienda propia las permutas, así como el resto de transacciones con propiedades, aumentan. Especialmente interesante resulta este intercambio entre CC.AA, pues se tiene la posibilidad de cambiar totalmente de aires y de estilo de vida sin tener que invertir para ello.

No existe problema alguno en hacerlo. Lo único que se deberá tener en cuenta es el pago de impuestos, que puede ser diferente en cada uno de los lugares, teniendo que sufragarse por la parte compradora en cada Comunidad.

Permuta de propiedades e hipotecas

Si una de las propiedades a permutar tiene una hipoteca, el nuevo dueño puede subrogarse a ella, cancelarla o llegar a un acuerdo con el vendedor; esto no condiciona la transacción. Si ambas propiedades están pendientes de liberarse por una carga hipotecaria, sólo habrá que subrogarse cada propietario al préstamo de su nueva vivienda.

0
  Related Posts

Añadir un comentario