¿Por qué es buena idea contar con un seguro de impago de alquiler?

Publicado por:

A pesar de que invertir en viviendas de alquiler es una de las formas más comunes de obtener rentabilidad con un inmueble, también es una fuente de problemas, en especial para los arrendadores, quienes a veces suelen verse perjudicados en este negocio de bienes raíces. Quienes alquilan propiedades suelen ser gravemente golpeados por distintos elementos implícitos de esta actividad, comenzando por el punto de vista legal, gracias al cúmulo de normativas reguladoras, que parecen siempre ponerse del lado de los arrendatarios y que poco reparan en los derechos y beneficios de los propietarios. En el artículo de hoy, analizamos todos los aspectos de la mayor garantía que existe actualmente para proteger una vivienda arrendada: el seguro de impago de alquiler.

¿Qué es un seguro de impago de alquiler?

Se quiera o no, las propiedades puestas en alquiler suelen sufrir daños durante el tiempo de uso establecido en el contrato, lo cual ocasiona que el dueño reciba al momento de la entrega una propiedad disminuida en cuanto a valor. Esta requiere de una inversión para volver a ofrecerse en las mismas condiciones, o bien se mantiene para arrendar en peor estado, con el conjunto de inconvenientes que ello presenta: menos interés por parte de los clientes, más tiempo para que la propiedad se alquile, inquilinos que no encajen con nuestros interesen, una cuota de alquiler menor, etc.

Sin embargo, muchas veces los problemas ya son obvios durante el período del contrato, comúnmente debido al continuo incumplimiento del pago por parte de los inquilinos. La irresponsabilidad de los arrendatarios, aunada al ocasional proteccionismo jurídico, suele darles incontables dolores de cabeza a los propietarios quienes, en muchas ocasiones ven cómo su vivienda es ocupada durante meses sin recibir un solo euro.

Al proteger una vivienda en alquiler, estarás ganando seguridad.

Por este motivo, siempre resulta beneficioso adquirir un seguro de impago de alquiler, también llamado seguro de protección de alquileres. Esto no es más que una garantía que te protege como arrendador ante cualquier irregularidad en el ejercicio de la actividad legal y financiera con el inquilino; es decir, te protege ante impago y en muchas otras situaciones.

Ventajas del seguro de impago

Entre las ventajas de contratar un seguro para proteger tu vivienda en alquiler destacan las siguientes:

  • Los beneficios del seguro de impago son múltiples.
  • Las empresas que ofrecen un seguro de impago se encargan de seleccionar un arrendatario. Este es, precisamente, su mayor interés, pues un exhaustivo estudio socioeconómico, se aseguran de su verdadera capacidad de pago. A fin de cuentas, a ellos les interesa encontrar un arrendatario que pague para no tener que hacer uso del seguro que ofrecen por lo que se encargarán de encontrar a personas solventes y que encajen a la perfección con el perfil de inquilino ideal que buscas.
  • Por otro lado, estos seguros suelen cubrir, durante un año, todas las cuotas que no han sido canceladas por el inquilino desde el momento en que se produce la primera falta. Además, cubren cualquier tipo de daño que haya sido causado al inmueble por los inquilinos.

A continuación, si quieres más información acerca de la finalidad, beneficios y precio de los seguro de impago de alquiler,  te mostramos un vídeo de Rastreator en el que nos hablan de los aspectos más importantes del mismo:

Conclusión

No tengas miedo de alquilar, realiza una pequeña inversión y quítate mil dolores de cabeza. Los seguros de impago pueden ser definitivamente tu mejor aliado.

Al igual que los inquilinos se aseguran de encontrar el piso perfecto haciendo decenas de preguntas (también puedes enlazar al de preguntas de octubre) tú puedes poner tu vivienda sobre seguro y gozar de la tranquilidad que mereces haciendo uso de un seguro de impagos de alquiler, que es una de las pocas maneras, por desgracia, en las que el arrendador tiene algún derecho sobre su vivienda mientras está ocupada por inquilinos.

Está claro que toda actividad económica tiene un riesgo pero no hay que olvidar que el arrendamiento de viviendas es uno de los negocios más sencillos y a la vez factibles para personas que no quieren o no pueden realizar una gran inversión. Por ello, te animamos a que alquiles tu propiedad pero te aconsejamos también que lo hagas con todas las garantías.

0
  Related Posts

Añadir un comentario